Actualiza a un navegador moderno para obtener una mejor experencia online.Descargar Mozilla Firefox Descargar Google Chrome

Proceso de elaboración

Selección de la aceituna:

Desde que la aceituna llega a nuestras instalaciones, recién cogida del olivo, es clasificada de forma exhaustiva para obtener una calidad difícil de mejorar. Como anécdota podemos decir orgullosos que en Italia se conoce la calidad de nuestra aceituna como “Calidad Albarizas”.

-    Elaboración genérica de la aceituna.

El proceso de elaboración de la aceituna de mesa en la S.A.T. ALBARIZAS, es el resultado de la combinación de la tradición y de la más moderna tecnología. Calidad, selección y una esmerada elaboración, están totalmente controladas. Sólo las elaboraciones impecables saldrán de la cinta para el mercado.

Las aportaciones de investigadores y técnicos han dado como resultado unos conocimientos tecnológicos capaces de ofrecer un producto de la máxima calidad apreciado a nivel mundial.

-    Elaboración. Proceso de aderezo de la aceituna.

En este procedimiento, los frutos, de color verde y en su justo punto de maduración, una vez recolectados, se transportan a nuestra Planta de Aderezo y después de ser seleccionados, escogidos, y parcialmente clasificados, se tratan con una solución alcalina, operación denominada cocido, cuya finalidad es eliminar el amargor del fruto.

Además, este proceso de cocido, ejerce una acción muy compleja cuya consecuencia más importante es que, al colocar las aceitunas en salmuera, ésta se convierte en un adecuado medio de cultivo, donde se desarrolla la típica fermentación láctica.

Seguidamente, los frutos, aceitunas, se lavan varias veces con agua por periodos variables de tiempo.

A continuación se colocan en una salmuera de unos 10°Bé donde sufren la típica fermentación láctica de duración variable. Para dicha fermentación, se trasvasa la aceituna con la salmuera correspondiente, a unos recipientes enterrados distintos a los de cocido. A los pocos días, la sal se equilibra en valores comprendidos entre 6°-7° Bé.

Terminada la fermentación, se clasifica la aceituna en función de su distinto calibre (dimensión), pasando a su deshuesado, relleno con diversos ingredientes naturales, etc…. para su posterior envasado, dándose finalmente el producto terminado, listo para su comercialización tras haber pasado todos los controles y filtros de calidad correspondientes, realizados por nuestro personal especializado.